RESPIRACIÓN CIRCULAR

Para esta semana os hemos preparado un post, un poco más técnico que los anteriores, aunque lo consideramos necesario y a la vez interesante.

Necesario, ya que como hemos comentado anteriormente para nosotros el virtuoso de este siglo es quien posee los más altos niveles técnicos e intelectuales. Y dentro de los técnicos se encuentra la RESPIRACIÓN CIRCULAR.
E interesante, porque queremos romper con el mito de que, esta técnica es muy complicada y difícil de realizar.

¡COMENZAMOS!

Origen de la respiración circular
Es una técnica ancestral de la que no se puede hablar con exactitud sobre su origen, existen diferentes opiniones sobre donde surgió:

- en las tribus de Australia, por los músicos que tocaban el didgeridoo durante las ceremonias rituales.

- en la antigua Roma, pero curiosamente no por músicos, sino que se cree que esta técnica ya se usaba por los sopladores de vidrio.

- en los países árabes o la india, por los encantadores de serpientes.

¿Quien puede hacerla y en qué consiste?
En general es posible realizarla por cualquier instrumento de viento.

Consiste en respirar a la misma vez que se mantiene el sonido; para ello almacenamos aire en la boca hinchando las mejillas, para después impulsar ese aire apretando las mejillas al mismo tiempo que realizamos una inspiración nasal.

¿Cómo trabajar la respiración circular?
Pese a que existen multitud de vídeos en YouTube y artículos que hablan sobre el famoso ejercicio con el vaso de agua y la pajita, nosotros no lo recomendamos, ya que el diámetro de la pajita es tan pequeño que no tiene nada que ver con los tubos de los instrumentos musicales.

Nuestro consejo es empezar primero sin el instrumento para sentir los músculos que se utilizaran durante el proceso:

1º) Soplar e hinchar las mejillas, para tomar conciencia de los músculos faciales que utilizamos. Nos pondremos la mano delante de la boca, para sentir que la dirección del soplo no cambia.

2º) Sin soplar y con las mejillas hinchadas, expulsaremos el aire con fuerza utilizando las mejillas como fuelle, al mismo tiempo que hacemos una inspiración por la nariz. (Seguir poniendo la mano delante de la boca, para sentir la fuerza con la que expulsamos el aire. Es importante que el aire salga rápido, porque cuando dejamos de soplar si las mejillas no expulsan el aire con fuerza se producirá un descenso de la presión que afectará al sonido; es importante ser conscientes de que las mejillas van a realizar el papel del diafragma)

3º) Enlazar el proceso: Soplar, hinchar las mejillas, expulsar el aire mientras respiramos por la nariz y continuar soplando de manera normal. (Seguir practicando con la mano delante de la boca para sentir que el chorro de aire es continuo y no se corta).

Es muy importante tener en cuenta lo siguiente mientras realizamos todo el proceso completo:
  • anticipar ligeramente un poco la expulsión del aire de nuestras mejillas antes de la inspiración por la nariz 
  • aumentar la presión diafragmática la respiración por la nariz para que al volver a expulsar el aire de nuestros pulmones no se produzca un corte
  • sentir la inspiración del aire al nivel de la tráquea y no de la nariz
Si se practican estos tres pasos de manera continua, una vez que cojamos nuestro instrumento no tendremos ningún problema, ya que habremos interiorizado todas las sensaciones físicas y la independencia de los músculos utilizados.

4º) Ahora es el momento de empezar con el instrumento, trabajar con trinos y sonidos largos, y luego con arpegios y escalas lentamente en un matiz p o mp. Siempre con un metrónomo  para trabajar el ritmo de la respiración (por ejemplo a negra = 60, tocar durante 6 golpes, al 7º hinchar mejillas y al 8º hacer la respiración circular), cada uno debe encontrar su ritmo, es importante no hacerla al final de la capacidad pulmonar.



¿Que os ha parecido? Nos gustaría conocer vuestros progresos y que nos preguntéis cualquier duda que os surja, ya sabéis que estamos a vuestra disposición. "COMPARTIR ES UNA ACTITUD ANTE LA VIDA"

No hay comentarios:

Publicar un comentario