LA IMPORTANCIA DE LA TÉCNICA INSTRUMENTAL

A menudo nos encontramos con alumnos de saxofón que no tienen un mhábito de estudio de la técnica instrumental... existe un grave problema con estos chicos/as que quieren ser profesionales y es que creen con convicción que simplemente tocando y tocando las obras de arriba abajo ya es suficiente para poder hacerlo bien.

En realidad no es culpa de ellos, sino de no haber tenido un profesor que les organizase el trabajo técnico y les explicase la importancia y beneficios que un correcto estudio nos aporta.

Debemos partir de una premisa y es que: "UN ESTUDIANTE DEBE SABER ESTUDIAR" y por lo tanto el mejor regalo y aportación que puede dar un profesor es "enseñarle a aprender a estudiar" es decir, una metodología de estudio. Esta premisa es aplicable a todas las especialidades... no solo las músicales, pero sin duda en el campo que nos ocupa (un instrumento musical) es importantísimo, ya que sin un plan determinado donde sepamos por que empezar y acabar no llegaremos a ningún sitio, generará vicios (que posteriormente será muy difícil cambiar) o incluso tensiones (tanto físicas que producen lesiones como las tendinitis, así como mentales o psíquicas que pueden hacer desistir o abandonar la obra y en los peores casos hasta el instrumento).

En este post no pretendemos dar el sermón a nadie (es más, conocemos a muy buenos músicos que nos han confesado que jamás han hecho una escala en su vida...) pero nosotros pensamos que un estudio inteligente nos ahorrará tiempo y sufrimiento, al igual que estamos convencidos de que tocar bien un instrumento, en nuestro caso el saxofón, es mucho más que soplar y mover los dedos.

No existen ejercicios técnicos específicos para afrontar obras concretas, sino ejercicios para solucionar problemas técnicos que pueden aparecer en el transcurso de la obra, por eso siempre decimos que "LA TÉCNICA DEBE DE ESTAR AL SERVICIO DE LA MÚSICA"... y esos problemas técnicos como serían las primeras emisiones, los tipos de emisiones, la afinación, sonidos filados, etc, es lo que llamamos técnica de base y debemos de trabajarlos de manera regular cada día, para poder interiorizar qué hacemos físicamente, memorizar y hacer nuestros esos procesos físicos, para reproducirlos correctamente cuando nos aparecen en un pasaje de una obra.

Interiorizar esos reflejos, los hace nuestros y esto hace que cuando tocamos una obra podamos estar 100% atentos a la interpretación  a la musicalidad, a los contrastes de cambios de carácter a los elementos rítmicos y melódicos, a la aplicación del vibrato... Pero esto es absolutamente imposible si no los hemos trabajado de manera específica, detenidamente y muy concentrados.

Esperamos que este post os ayude a reflexionar sobre vuestra manera de estudiar... Si queréis podéis preguntarnos cualquier duda, o contarnos vuestra experiencia personal. ¡Nos vemos el próximo Lunes!


No hay comentarios:

Publicar un comentario